LA WATCHTOWER Y SU FACHADA LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ -JW.org

Contacto: LaWTysufachadaJWorg@hotmail.com

ATENCIÓN:
Se ha habilitado una opción para poder participar en este sitio desde su perfil de Facebook al pie de cada entrada. Si usted es testigo de Jehová tenga en cuenta que los comentarios que haga aparecerán también en su muro de Facebook, lo que puede traerle problemas ante su organización. Si prefiere preservar el anonimato y desea comentar hágalo en la caja de comentarios habitual de Blogger al pie de cada entrada usando un Nick o de manera anónima

sábado, 5 de abril de 2014

¿Anunciarón el fin del mundo los Testigos de Jehová para 1975? Todo clarito

Franz predicando el año 1975
En 1973 a voz en grito decían cosas como:
"Hay informes de hermanos que están vendiendo
sus hogares y propiedades y están haciendo
 planes para terminar el resto de sus días
 en este viejo sistema en el servicio de
 precursor. Ciertamente esa es una
 excelente manera de usar el corto
 tiempo que queda antes del fin
 de este mundo inicuo.
Es increíble que con lo sonado que fue el fiasco de 1975 todavía no le halla dedicado una entrada a esta fecha tan significativa para estos sectarios.
 Por eso hoy toca.
No importa cuánto tiempo tenga usted en la religión de los testigos de Jehová (conocidos también como, de seguro habrá escuchado de que en 1975 la Sociedad predijo el fin del mundo. En esa época muchos hermanos vendieron sus casas, renunciaron a sus trabajos, debido a que 1975 era inminente.
Finalmente, todo resultó ser un fraude. Ese lastre acompañaría a los testigos de Jehová hasta el día de hoy.
 En 1966 los testigos de Jehová (jw.org) publicaron el libro Vida eterna en libertad de los hijos de Dios. En la página 29 se dijo.

Según esta cronología bíblica fidedigna seis mil años desde la creación del hombre terminarán en 1975, y el séptimo período de mil años de la historia humana comenzará en el otoño de 1975 E.C.
¿Qué significaba que el séptimo periodo de mil años fuera a comenzar en 1975? En la misma página 29 y continuando con la 30 el libro afirma: 
 … recuerde, la humanidad todavía tiene delante de sí lo que el último libro de la Santa Biblia menciona como el reino de Jesucristo sobre la Tierra por mil años, el reino milenario de Cristo. Proféticamente Jesucristo, cuando estuvo en la tierra hace diecinueve siglos, dijo respecto a si mismo: “Porque Señor del Sábado es lo que el Hijo del Hombre es” (Mateo 12.8).
 

 El libro sentenciaba:
 
No sería por pura casualidad o accidente sino que sería según el propósito amoroso de Jehová Dios, que el reino de Jesucristo, el “Señor del sábado,” concurriera con el séptimo milenio de la existencia del hombre.
 
 
 Esta electrizante ”verdad” causó sensación entre los testigos de Jehová. Diversas declaraciones se hicieron, por ejemplo,¡Despertad!, 22 de abril de 1972, página 27 dice:
*** g72 22/4 pág. 27 Tiempo de descanso y refrigerio se acerca ***
La Biblia muestra que nos estamos acercando al fin de 6.000 años de historia humana. La cronología bíblica revela que la vida humana comenzó con la creación de Adán unos 4.058 años antes de la muerte de Jesús (en la primavera del año 33 E.C.). Añadiendo a esto los años que han transcurrido desde la muerte de Jesús, hallamos que la terminación de 6.000 años de la existencia del hombre ocurrirá aproximadamente a mediados de esta década de los años setenta. Esto es significativo. ¿Por qué?
 
La respuesta se halla en el pacto de la Ley que Dios dio al Israel de la antigüedad por su mediador Moisés. La Biblia nos asegura que esa Ley tenía “una sombra de las buenas cosas por venir.” (Heb. 10:1) Siga una sombra y finalmente llegará a la realidad, la sustancia de la cual la sombra solo es un contorno. Las cosas prefiguradas por el pacto de la Ley nos llevan a la realidad del reino de Dios en las manos de su Hijo, Cristo Jesús.
 
Colosenses 2:16, 17 muestra que el arreglo del sábado está incluido entre las ‘sombras de las cosas por venir.’ Según ese arreglo del sábado cada séptimo día era un día de descanso de todo trabajo. También, cada séptimo año era un año de descanso para la tierra, sin que ésta se arara ni se sembrara. De esa manera no solo la tierra tenía la oportunidad de renovar su fuerza productiva, sino también la gente.—Éxo. 20:8-11; Lev. 25:1-8.
 
¿Qué “buenas cosas” prefiguró esto? Ese arreglo de sábado prefiguró magníficas bendiciones y alivio para toda la humanidad por medio del reino de Cristo. El libro de Revelación muestra que, con el fin del actual orden injusto, el reino de Cristo introducirá un régimen de paz y bendiciones divinas que durará por mil años. Esto resultará en un descanso semejante a sábado para toda la Tierra y todos sus habitantes. El reino de Cristo se encargará de que la humanidad reciba todos los beneficios del rescate de Cristo, trayéndola con el tiempo a la plena libertad del pecado. También se encargará de abismar a Satanás y sus fuerzas demoníacas, libertando a la humanidad de su régimen opresivo.—Rev. 20:1-6; 21:1-4.
 
Si aplicamos la declaración bíblica de que para Jehová Dios ‘mil años son como un día,’ esto significaría que los seis mil años de la existencia del hombre son solo como sus días a la vista de Dios. (Sal. 90:4; 2 Ped. 3:8) Entonces el venidero reinado de mil años de su Hijo sería un séptimo “día” que seguiría a esos seis. Esto cuadraría perfectamente con el modelo profética de un período sabático de descanso después de seis períodos de trabajo afanoso. Por eso, al acercarnos al fin de seis mil años de existencia humana durante esta década, hay la conmovedora y cierta esperanza de la cercana realización de un magnífico Sábado de descanso y alivio. Entonces terminarán las tensiones que causan frustración y fatiga. En lugar de éstas habrá libertad refrescante y disfrute de lo bueno.
 
Los testigos de Jehová no se detuvieron. La Atalaya, 1 de abril de 1970, páginas 205 – 207, párrafos 32 – 42, dice:
 *** w70 1/4 págs. 205-207 párrs. 34-42 La paz de mil años que se aproxima ***
34 Pero, ¿cuándo comienza su gobierno de una paz sin fin el Príncipe de Paz? La gente dispuesta a lo justo hoy clama por tal gobierno. ¿No señala la mismísima situación del mundo a esta época como la más apropiada para que Jehová Dios introduzca tal gobierno conforme a su inquebrantable promesa de Isaías 9:6, 7? Parece que sí. Pero primero hay que quitar del camino a los obstructores de la paz. El obstructor más grande es uno sobre quien ni las Naciones Unidas ni ninguna nación individual ni pueblo individual tienen control alguno, porque es sobrehumano. Es el que ofreció dar a Jesucristo todos los reinos de este mundo si él dejaba de adorar a Jehová como Dios y adoraba al gran Tentador en su lugar. Éste, el obstructor más grande de la paz, se llama Satanás el Diablo. Es el príncipe de legiones de diablos o demonios. (Mat. 4:8-11; 12:24-28, Mod) Jesucristo lo llamó también “el gobernante de este mundo,” mientras que el apóstol cristiano Pablo lo llamó “el dios de este sistema de cosas.” El apóstol Juan dice: “El mundo entero está yaciendo en el poder del inicuo.”—Juan 12:31; 14:30; 2 Cor. 4:4; 1 Juan 5:19.
 
35 Se necesitará más que todos los hombres en conjunto para poner fuera del poder sobre la humanidad a ese mayor obstructor de la paz. Esto lo hará el celestial Jesucristo, porque, según los varios nombres por los cuales se le había de llamar, él es el “Poderoso Dios.” Esto él lo hará después que primero elimine a los obstructores visibles de la paz aquí en la Tierra. (Rev. 19:11 a 20:3) Esto requiere que él primero sea un Rey Guerrero que reine en medio de sus enemigos terrestres, y que por fin los sojuzgue completamente, tal como lo predijo el rey David en Salmo 110:1-6. Ha tenido que hacer esto, porque, desde el fin de los “tiempos de los gentiles” en el año 1914, las naciones e imperios de este mundo han rehusado cederle pacíficamente su gobernación terrestre; hasta la cristiandad ha rehusado hacerlo. (Luc. 21:24, Mod; Sal. 2:1-6) Hasta este año, después de más de medio siglo, las naciones han rehusado hacerlo. ¿Qué querrá decir esto dentro de poco para toda la humanidad? Esto: el estallido de la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso” en la situación mundial que se llama Har-Magedón o Armagedón. (Rev. 16:14, 16) Esa guerra quitará a todos los obstructores humanos de la paz.
 
36 Después de quitar así a todo humano y demonio que obstruyen la paz mundial, vendrá el reinado del Príncipe de Paz sobre toda la Tierra. Se aproxima el tiempo que Dios ha fijado para esto, y junto con él la paz de mil años. Mil años es igual a un milenio. Esto nos recuerda algo que se dijo en el discurso inaugural mencionado que el presidente estadounidense pronunció el 20 de enero de 1969. Él hizo observaciones sobre el acercamiento de cosas de interés a los estadounidenses y a toda la cristiandad. En el párrafo ocho de su discurso el presidente que acababa de prestar juramento dijo: “En ocho años los Estados Unidos celebrarán su ducentésimo aniversario como nación. Y dentro de la vida de la mayoría de las personas que ahora viven, la humanidad celebrará aquel grandioso nuevo año que solo viene una vez en mil años… el principio del tercer milenio.” El presidente se refería a 2001 A.D.
 
37 Las siguientes observaciones que hizo el presidente mostraron que él contaba con que hubiese unos Estados Unidos en el primer año de ese tercer milenio. Pero para personas temerosas de Dios y que son estudiantes de la Santa Biblia que contiene las antiguas Escrituras Hebreas y también las Escrituras Griegas Cristianas, hay un milenio más importante que tiene captada su atención. ¡Es el séptimo milenio! No, no el séptimo milenio midiendo desde 1 A.D., sino el séptimo milenio de la existencia del hombre aquí en la Tierra, el séptimo milenio medido desde la creación por Dios del hombre perfecto y la mujer perfecta en el jardín de Edén. Esto por lo general se mide según la regla Anno Mundi o el calendario “En el Año del Mundo,” haciéndose referencia aquí al mundo de la humanidad.
 
38 ¿Tiene este hecho algo que ver con el acercamiento de la paz de mil años o de un milenio? ¡Claro que sí! Según el calendario de los judíos ortodoxos, el nuevo presidente estadounidense pronunció su discurso inaugural al principio del quinto mes lunar del año 5729 A.M. (Anno Mundi), la cual fecha está basada únicamente en las antiguas Escrituras Hebreas. Pero según cronólogos o investigadores del tiempo que también toman en cuenta las inspiradas Escrituras Griegas Cristianas, el calendario judío está atrasado por más de doscientos años. En ciertas ediciones de la Santa Biblia, católicas y protestantes, se han dado fechas conforme a la cronología del célebre prelado anglicano de Irlanda arzobispo James Ussher (1581-1656 E.C.). La fecha de Ussher para la creación del hombre es 4004 a. de la E.C. Según este cálculo seis mil años o seis milenios de la existencia del hombre terminarían en el otoño del año venidero de 1996 E.C. después del cual comenzaría el séptimo milenio de la existencia del hombre.
 
39 Más recientemente investigadores concienzudos de la Santa Biblia han hecho una reexaminación de la cronología bíblica. Según sus cálculos los seis milenios de la vida de la humanidad en la Tierra terminarían a mediados de los años setenta. Así, el séptimo milenio desde la creación del hombre por Jehová Dios empezaría dentro de menos de diez años.
 
40 Además del cambio global que según indican las condiciones mundiales de la actualidad se acerca rápidamente, la llegada del séptimo milenio de la existencia del hombre en la Tierra sugiere un cambio alegre para la humanidad herida por la guerra. Según los primeros dos capítulos de la Santa Biblia el hombre y la mujer fueron creados hacia el fin del sexto día de creación. Ahora vivimos en el séptimo día de creación, y en este séptimo día Jehová Dios ha estado descansando de la creación terrestre. Para correr paralelo con este descanso de Dios en su séptimo día de creación, él dio a su profeta Moisés los Diez Mandamientos, en el cuarto de los cuales Dios mandó que su pueblo escogido descansara el séptimo día de la semana. (Éxo. 20:8-11) Por lo tanto ese día fue el día sabático o día de descanso semanal, el día de desistir del trabajo humano.
 
41 El Señor Jesucristo, el Príncipe de Paz que había de venir, señaló hacia el futuro a un Sábado o Día de Descanso mayor. Señalando hacia el futuro a éste, dijo en cierto día de descanso semanal cuando se le hizo objeto de crítica: “Señor del sábado es lo que el Hijo del hombre es.” (Mat. 12:1-8) Se refería a su reinado pacífico de mil años. Jehová Dios mide los asuntos humanos según una regla de mil años de largo. Inspiró al profeta Moisés a escribir, en el Salmo 90:4: “Mil años son a tus ojos solo como el día de ayer cuando ha pasado.” También inspiró al apóstol cristiano Pedro a escribir: “Un día para con el Señor es como mil años, y mil años como un día.” (2 Ped. 3:8, Mod) En visión profética el apóstol Juan vio a Satanás el Diablo y sus demonios atados y abismados por mil años, durante los cuales mil años Jesucristo reinó con sus victoriosos discípulos sobre toda la humanidad. (Rev. 5:9, 10; 20:1-7) Entonces, según el modo que Dios ve el tiempo, esos mil años de su Hijo Jesucristo corresponderían a solo “un día.”
 
42 Para que el Señor Jesucristo fuera “Señor, pues, aún del sábado,” su reinado de mil años tendría que ser el séptimo en una serie de períodos de mil años o milenios. (Mat. 12:8, Besson.) Así, sería un reinado sabático. Desde temprano en la existencia de la humanidad Satanás el Diablo ha andado suelto, obligando a la familia humana a afanarse en penosa esclavitud, haciendo que la Tierra se llenara de violencia antes del diluvio global del día de Noé y haciendo que la misma vieja Tierra se llene de aun mayor violencia hoy. Ya dentro de poco, seis milenios de su inicua explotación de la humanidad como esclavos suyos terminarán, dentro de la vida de la generación que ha presenciado los sucesos mundiales desde el fin de los Tiempos de los Gentiles en 1914 hasta ahora, conforme a las palabras proféticas de Jesús en Mateo 24:34. Bueno, pues, ¿no sería el fin de seis milenios de laboriosa esclavitud de la humanidad bajo Satanás el Diablo el tiempo apropiado para que Jehová Dios introdujera un milenio sabático para todas sus criaturas humanas? ¡Sí por cierto! Y su Rey Jesucristo será Señor de ese Sábado.
 Incluso se llegó al descaro de felicitar a los testigos de Jehová que vendieran sus propiedades debido a que el Fin estaba muy cerca.
Nuestro Ministerio del Reino (edición de Estados Unidos en español), julio de 1974, página 3 indicó:
 *** km 7/74 pág. 3 ¿Cómo está usted usando su vida? ***
Jehová hace claro en su Palabra que su voluntad para nosotros hoy en día incluye el efectuar una gran obra de predicar el Reino antes que venga el fin de este sistema. (Mat. 24:14) Jesucristo hizo una obra semejante. Dijo: “También a las otras ciudades tengo que declarar las buenas nuevas del reino de Dios, porque para esto fui enviado.”—Luc. 4:43.
 
Jesús no se retrajo, más bien trabajó de toda alma en su sacrificio a Dios. Cuando leemos los relatos históricos de su ministerio en los Evangelios, ¡cuán impresionados nos quedamos con la energía y el celo que él desplegó en la predicación del Reino! Jesús sabía que él solo tenía poco tiempo, y no se ahorró ni trabajos ni molestias para cumplir con su asignación. ¿No deberíamos nosotros imitar su ejemplo hoy, especialmente en vista de que tenemos tan poco tiempo para completar la predicación del Reino?
 
¡Sí, el fin de este sistema está muy cerca! ¿No es esa razón suficiente para aumentar nuestra actividad? Con respecto a esto podemos aprender algo del corredor que desplega un esfuerzo supremo final de velocidad cerca del fin de la carrera. Mire a Jesús, que evidentemente aceleró su actividad durante sus últimos días en la Tierra. De hecho, ¡más de 27 por ciento del material de los Evangelios está dedicado solamente a la última semana del ministerio terrestre de Jesús!—Mat. 21:1–27:50; Mar. 11:1–15:37; Luc. 19:29–23:46; Juan 11:55–19:30.
 
Por medio de cuidadosamente examinar nuestras propias circunstancias y orar acerca de ello, nosotros también hallaremos que podemos dedicar más tiempo y energía a predicar durante este período final antes de que termine el sistema actual. Muchos de nuestros hermanos y hermanas están haciendo exactamente eso. Esto es evidente por el número de precursores, que sigue aumentando rápidamente.
 
Sí, desde el verano de 1973 ha habido nuevos máximos de precursores cada mes. Ahora hay 20.394 precursores regulares y especiales en los Estados Unidos, un máximo de todos los tiempos. ¡Eso es 5.190 más de los que había en febrero de 1973! ¡Un aumento de 34 por ciento! ¿No alienta eso nuestro corazón? Hay informes de hermanos que están vendiendo sus hogares y propiedades y están haciendo planes para terminar el resto de sus días en este viejo sistema en el servicio de precursor. Ciertamente esa es una excelente manera de usar el corto tiempo que queda antes del fin de este mundo inicuo.—1 Juan 2:17.
 
1975 llegó y se fue. Una generación quedó marcada por esta falsa profecía de los testigos de Jehová.
Para que luego venga TH y diga que nunca hicieron falsas profecías.

2 comentarios:

  1. Efectivamente Ronin, estuvieron varios años durante la decada de los 60 primera mitad de los 70 profetizando y afirmando que el fin del mundo vendria en 1975 y en las Atalayas de esos años hay varias menciones a eso, pero las que mas destacan entre todas son las siguientes:

    "Pero, ¿que tenemos hoy al acercarnos a 1975? Las condiciones no han sido pacificas. Hemos tenido guerras mundiales, hambres, terremotos, pestes y tenemos estas condiciones todavia al acercarnos a 1975. ¿Significan algo estas cosas? Estas cosas significan que estamos en el "tiempo del fin". Y el fin tiene que venir en algun tiempo. Jesus dijo: "Al comenzar a suceder estas cosas, levantense erguidos y alcen sus cabezas, porque su liberacion se acerca." (Lucas 21:28) DE MODO QUE SABEMOS QUE MIENTRAS MAS NOS ACERCAMOS A 1975, MAS NOS ACERCAMOS A NUESTRA LIBERACION."
    (Atalaya 1 de abril 1967, pag. 214.)

    "Una cosa es absolutamente cierta: La cronologia biblica reforzada con la profecia biblica que se ha cumplido muestra que pronto se terminaran seis mil años de la existencia del hombre, ¡SI, DENTRO DE ESTA GENERACION ! (Mateo 24:34) Por lo tanto, ESTE NO ES TIEMPO PARA SER INDIFERENTES NI PARA ESTAR SERENAMENTE SATISFECHOS. ESTE NO ES EL TIEMPO PARA ESTAR JUGANDO CON LAS PALABRAS DE JESUS DE QUE "RESPECTO A AQUEL DIA Y HORA NADIE SABE, NI LOS ANGELES DE LOS CIELOS, NI EL HIJO SINO SOLO EL PADRE." (Mateo 24:36) AL CONTRARIO, ES TIEMPO EN QUE UNO DEBE ESTAR VIVAMENTE CONSCIENTE DE QUE EL FIN DE ESTE SISTEMA DE COSAS RAPIDAMENTE ESTA LLEGANDO A SU FIN VIOLENTO."
    ( Atalaya 1 enero 1969, paginas 20,21, parrafo 35 )

    O sea, que no solo estaban profetizando el fin del mundo para 1975 sino que ningunearon las palabras del mismo Jesucristo sobre que nadie sabia cuando vendria el fin y que no era tiempo de estar "jugando" con esas palabras.

    Pero no contentos con eso, cuando el fin no llego el 1975, y miles y miles de testigos, despues de haberlo dado todo, incluidas sus casas y propiedades, estudios y demas cosas se dieron cuenta del engaño y abandonaron la organizacion, la Watchtower que habia quedado como un falso profeta, dijo lo siguiente:

    "Puede ser que algunos que han estado sirviendo a Dios hayan planeado sus vidas en armonia CON UN PUNTO DE VISTA EQUIVOCADO DE PRECISAMENTE LO QUE HABRIA DE SUCEDER EN CIERTA FECHA O EN CIERTO AÑO. Es posible que por esta razon HAYAN POSTERGADO O DESATENDIDO COSAS QUE DE OTRA MANERA HABRIAN ATENDIDO. Pero no han caido en la cuenta del objeto de las advertencias de la Biblia en cuanto al fin de este sistema de cosas, al pensar que la cronologia biblica revela la fecha especifica,"

    Esto en mi pueblo se llama "tirar la piedra y esconder la mano." O sea, se pasan un monton de años diciendo, advirtiendo y profetizando el fin del mundo para 1975 clarisimamente y poninendo el ejemplo de hermanos que vendieron sus casas y entregaron sus vidas enteras diciendo que esa era "una excelente manera de usar el corto tiempo que queda antes del fin de este mundo inicuo"; y cuando resulta que todo era una mentira y un timo te dicen que eras tu el que estabas equivocado y que la cronologia biblica no revela ninguna fecha y que has sido tu el que te has hecho falsas ilusiones.

    Señores de la Watchtower, no se como le llamaran ustedes a esto, pero yo lo llamo "NO TENER VERGUENZA NI HABERLA CONOCIDO."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tercera cita, donde se menciona que algunos estaban sirviendo a Dios con un punto de vista equivocado, es de la Atalaya 1 diciembre 1976, pagina 728, parrafo 11

      Eliminar