LA WATCHTOWER Y SU FACHADA LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ -JW.org

Contacto: LaWTysufachadaJWorg@hotmail.com

ATENCIÓN:
Se ha habilitado una opción para poder participar en este sitio desde su perfil de Facebook al pie de cada entrada. Si usted es testigo de Jehová tenga en cuenta que los comentarios que haga aparecerán también en su muro de Facebook, lo que puede traerle problemas ante su organización. Si prefiere preservar el anonimato y desea comentar hágalo en la caja de comentarios habitual de Blogger al pie de cada entrada usando un Nick o de manera anónima

sábado, 23 de febrero de 2013

Una objeción que los Testigos de Jehová deben contestar


Recientemente un Anónimo Testigo de Jehová comentando en una de las entradas me dijo: “Pensar por los demás es irresponsable y afirmar suponiendo es muestra de una ligereza remarcada.” Que esto me lo diga un Testigo de Jehová no deja de parecer una burla. Una persona que pertenece a una organización que piensa por sus siete millones de miembros y que castiga con la expulsión al que se le ocurra tener un pensamiento independiente que contradiga el pensamiento oficial de la organización es un cachondeo, porque yo cuando era Testigo y me empecé a plantear mis propios pensamientos, todos ellos me llevaron a la conclusión de que tenía que poner pies en polvorosa de esa secta cuanto antes. Por eso he pensado en algunos puntos en los que los Testigos de a pie no se toman la molestia de ir solo un poquito más allá de lo que dicta su secta sin tener que estrujarse demasiado la cabeza para ver que algo no cuadra.

Podemos empezar por el controvertido tema de la sangre. Ya de por si es una aberración, pero para los Testigos esta aberración está bien justificada. Al margen del típico mandamiento de “te abstendrás de sangre” que suena a no hacer uso ilícito de ella cosa común por aquella época o a no comerla deliberadamente, no hay más que un caso en el que se pusiera a prueba el mandamiento y que este citado en la Biblia y está en 1 Samuel 14:31-35. Se trata de los soldados de Israel en los días del rey Saúl. Hambrientos después de una larga batalla, degollaron ovejas y ganado y ‘se entregaron a comer junto con la sangre.’ Tenían hambre y no estaban comiendo sangre deliberadamente, pero en su prisa por comer la carne no se encargaron de sangrar debidamente a los animales. Saúl reconoció que lo que habían hecho era ‘pecar contra Dios comiendo junto con la sangre.’ Recordemos que esta batalla y su relato está citado en el sangriento y cruel antiguo testamento o escrituras hebreas que se caracterizan por asesinatos por doquier, venganzas de parte de Dios de lo más sangriento por cosas que en nuestros tiempos pueden parecer por lo menos excesivas. Pero aun así, y a pesar de que lo que los soldados habían hecho era supuestamente violar la ley más sagrada de Dios ley que es la piedra angular de la secta de la Watchtower aun hoy, aquellos soldados no fueron castigados ¿Por qué? Pues esa respuesta la deberían dar los Testigos de Jehová.

 ¿Por qué hoy se castiga con la expulsión al que acepta una trasfusión de sangre para no morir en una camilla de hospital y sin embargo el propio Jehová no castigo a los soldados de Israel por no esperar unos minutos a que se desangraran los animales? Un animal, sea una vaca o una oveja no tarda más de cinco minutos en desangrangrase, no era necesario comerlos ya para no morir de hambre, los soldados podrían haber esperado y no lo hicieron. Si Jehová se toma tan en serio la doctrina de la sangre y realmente castiga al que la consume o se la trasfunde aun a pesar de que morirá seguro, con más razón debería haber matado o castigado de algún modo a aquellos soldados por no esperar unos minutos por mucha hambre que tuvieran.

Esto es algo que los Testigos de Jehová deben explicar. ¿Cuál fue la actitud de Saúl ante el pecado de sus soldados? Lo podemos ver en los versículos 34 y 35. Saúl le dijo algo así como “¿Pero que hacéis?, anda vamos a desangrarlos bien como es debido, no seáis avariciosos, y después comamos y hagamos una fiestuki para celebrar nuestra victoria contra los Filisteos”

Pensando por mí mismo como me sugería el Testigo anónimo del principio, llego a la conclusión de que esta secta tiene demasiado interés en poner pesadas losas encima de sus adeptos con normas ridículas y sin fundamento bíblico que finalmente son culpables hasta de derramamiento de sangre. Demuestra que si los Testigos de Jehová pensaran un poco más allá de lo que la Watchtower les dice tal vez esa secta no tendría ni la mitad de sus miembros. Pensar por uno mismo, leer más allá de lo que el artículo de la Atalaya te enseña, los contextos, etc no es común en ellos, y eso que se lo piden a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario